Una mujer embarazada puede notar muchos cambios en su piel. Se puede notar un nuevo resplandor en la cara, las mejillas rosadas etc. No todas las mujeres embarazadas experimentan los mismos cambios, pero en general, la piel de las embarazadas sufren algunas modificaciones en la cara comunes en el embarazo:

Aparece el melasma o manchas oscuras en la cara causadas por el embarazo. Aparecen sobre todo en la frente y en las mejillas y son el resultado de un aumento de la pigmentación de la zona. Esto se debe fundamentalmente a un cambio hormonal y la aparición de estas manchas oscuras ocurre casi en el 50% de las mujeres embarazadas.

Una buena forma de evitar estas manchas durante el embarazo es usar un protector solar que tenga al menos un factor 15 como mínimo, protegerse del sol usando gorras o sombreros y no acudir a la playa sin sombrilla.

El embarazo también es causa principal de la aparición del acné en la cara, las glándulas sebáceas segregan mas grasa y es posible la aparición del acné en la cara. No es necesario ser un adolescente, una mujer embarazada puede tener acné también. Se recomienda limpiarse con jabón todas las noches y todas las mañanas. Ojo, las mujeres embarazadas no deben tratarse el acné con algún producto astringente o medicina que puede causar daños al feto. Si usted quiere tratarse el acné consúltelo con su medico.

En ocasiones se puede producir un oscurecimiento de pecas y lunares en la piel. También está relacionado con el aumento de las hormonas que causa mayor pigmentación, pero no hay nada que se pueda hacer, aunque conviene consultarlo con tu medico habitual. Estos cambios de color pueden permanecer después del embarazo.