MANCHAS ROJAS EN LA CARA.

1. Manchas rojas en la cara.

Las manchas rojas en la piel pueden aparecer por diferentes razones. En esta página le facilitaremos las razones del por que de estas manchas rojas en la cara.

Manchas rojas en la cara

En la mayoría de los casos, la aparición de estas manchas en la cara no son motivo de preocupación, ya que por lo general desaparecen en un par de días o son recurrentes, por lo que aparecen y desaparecen en el tiempo. En pocas ocasiones esta clase de manchas, pueden persistir en el rostro durante un largo tiempo y convertirse en una gran preocupación cosmética para la persona que las padece.

Si las manchas rojas en la cara persisten y no desaparecen, tiene que acudir a un médico para que estudie las causas de la aparición de dichas manchas.

2. Causas de las manchas rojas en la cara.

-Por acné: El acné es una de las causas más comunes en la aparición de manchas rojas en la cara. El acné aparece cuando las glándulas sebáceas no funcionan correctamente y son hiperactivas. Se recomienda no tocar los granos de acné, ya que pueden dejar cicatrices, manchas marrones, y manchas rojas.

Al no funcionar correctamente las glándulas sebáceas, los folículos pilosos se obstruyen por la formación excesiva de sebo, formándose puntos negros en la cara, y también puntos blancos que contienen pus en su interior.

En ocasiones la aparición del acné se complica formándose:

-Pústulas: Lesiones rojas que contienen pus blanco en la punta.

-Pápulas: pequeñas protuberancias rojas.

-Nódulos: Son como las pápulas y pústulas pero de mayor tamaño, que se desarrollan debajo de la piel enquistándose.

-Lesiones inflamatorias.

El acné se trata con medicamento tópicos de venta libre en las farmacias. Estas cremas tópicas contienen peróxido de benzoilo, azufre, resorcinol, y salicílico, los medicamentos como el  accutane, y la isotretinoína, funcionan muy bien en el acné complicado. En ocasiones se receta antibióticos para tratar el acné severo ya que las cremas no funcionan para su desaparición.

-Por dermatitis atópica o eczema: Una dermatitis atópica o eczema en la piel, es una enfermedad crónica que se manifiesta con la inflamación e irritación de la piel, formándose erupciones cutáneas y pequeñas pústulas de color rojo y marrón, que pueden desaparecer pasados unos días, y luego volver a formarse. También se puede notar una sequedad extrema en la piel, que hace que tengamos la piel escamosa, formándose costras y lesiones. Normalmente afecta a los niños, y en pocas ocasiones se desarrolla en la edad adulta.

Dermatitis en la cara

La formación del eccema principalmente es por motivos hereditarios, y por reacciones de hipersensibilidad causadas por un mal funcionamiento del sistema inmunológico.

El médico para tratar esta dolencia normalmente receta corticoide oral, cremas con esteroides, antihistamínicos, y antibióticos si se desarrolla una infección bacteriana en la piel.

-Por alergias: Las alergias suelen manifestarse con manchas rojas en el cuerpo y en la cara. Pueden aparecer por alergias al polvo, polen, ácaros, lácteos, huevos, productos con soja, maquillajes, cremas faciales de belleza, y muchas otras cosas más.

Manchas rojas por alergia

Cuando tenemos alergia a determinadas cosas, el cuerpo reacciona formado erupciones de color rojo en la piel que suelen durar pocas horas o algunos días. También puede aparecer urticaria, hinchazón en los labios, hinchazón en la lengua, enrojecimiento e hinchazón de cara, dificultad para respirar, picor en la piel, y muchas otras cosas.

Cuando una persona tiene síntomas de padecer alergia, tiene que acudir a un médico para que le realice las pruebas de la alergia. Estas pruebas se hacen sobre la piel y la sangre, y examen físico.

Una vez diagnosticada la alergia, el medico suele recetar antihistamínicos, corticoides, y descongestivos, para suavizar los síntomas de la alergia. Si la alergia es muy grave, en ocasiones se tiene que administrar urbason mediante una inyección.

-Por telangiectasia: La telangiectasia es una afección que afecta a los pequeños vasos sanguíneos que tenemos debajo de la piel dilatándolos. Esta dilatación es la causante del enrojecimiento en muchas partes del cuerpo, tales como debajo de la rodilla, en los muslos y en la cara, especialmente en mejillas, nariz y barbilla. Por lo general esta afección afecta más a las mujeres que a los hombres, y tiene relación con la rosácea, el embarazo, la exposición al sol y factores hereditarios.

Telangiectasia

Para tratar la telangiectasia, los profesionales utilizan la escleroterapia, sobretodo en los casos de telangiectasia leves o venas varicosas que aparecen en las piernas. Si la afección aparece en la cara el tratamiento más adecuado es con láser.

-Por petequias: Son pequeñas manchas de color rojo, que aparecen en la cara por la ruptura de los capilares sanguíneos que tenemos debajo de la piel. Esta afección suele aparecer cuando la persona hace un esfuerzo físico intenso en un momento dado, como vomitar, o toser excesivamente. Otra causa relacionada con la aparición de las petequias es tener pocas plaquetas en el organismo. Suelen desaparecer pasados unos días de su aparición y sin ningún tratamiento. Podemos utilizar algunos remedios caseros para acelerar su desaparición, como aplicar compresas frías en la zona afectada.

-Por angioma cereza: El angioma cereza se manifiesta en la cara, pecho, y abdomen con pequeñas pápulas de color rojo brillante. Los angiomas cereza pueden ser lisos, o elevados, y con una forma redondeada. No requieren tratamiento alguno, ya que son inofensivos. En ocasiones son un problema estético para el que las tiene, y recurre a su extracción mediante cirugía, crioterapia, y láser. La aparición de estas manchas rojas, normalmente es causa de infecciones bacterianas o fúngicas, por lo que tienden a desaparecer con el tiempo.

-Por sarampión: El sarampión es una enfermedad viral contagiosa, que se manifiesta con la aparición de pequeñas manchas de color rojo y erupciones en la piel. Estas manchas pueden durar entre una y dos semanas, apareciendo por todo el cuerpo, incluyendo la cara. Otros síntomas que provoca el sarampión son fiebre, conjuntivitis, dolor de garganta, ojos inflamados, mocos, manchas blancas en el interior de la boca, etc.

El sarampión es muy fácil de diagnosticar, el médico lo determinará mediante un análisis de sangre, o por examen físico, ya que las erupciones cutáneas por sarampión son inconfundibles. El virus del sarampión no tiene cura, por ello los médicos vacunan a la gente para evitar su contagio. Para aliviar los síntomas de la persona contagiada, el médico puede recetar medicamentos para reducir la fiebre, o inyecciones de inmunoglobulina sérica para mujeres embarazadas, recién nacidos, y personas con un sistema inmunológico comprometido.

-Por alergia al sol: Si una persona ha estado expuesta al sol durante unas horas, y seguidamente le han aparecido sarpullidos de color rojo, y manchas rojas en las zonas expuestas al sol, es un claro signo de alergia a los rayos solares. Las alergias solares suelen aparecer en pieles blancas, por factores hereditarios, por la ingesta de medicamentos, y por la ingesta de productos químicos que han debilitado la piel y la han vuelto sensible al sol. Los síntomas más comunes de las alergias solares son enrojecimiento en la piel, urticaria en las zonas expuestas al sol, dolor, quemazón, costras en la piel, ampollas, etc.

Las alergias solares se diagnostican mediante pruebas de luz ultravioleta, análisis de sangre, y biopsia de la piel. Para tratar las alergias solares los médicos suelen recetar esteroides en crema, protectores solares, evitar la exposición al sol, y salir a la calle lo más tapado posible para evitar el sol. Si la alergia es leve, en unos días desaparece sin tratamiento alguno.

-Por lupus: El lupus se manifiesta con una erupción facial en forma de mariposa en las mejillas, o bien en el puente de la nariz. Es un trastorno auto inmune que desaparece por completo pasadas unas semanas. Las personas que desarrollan lupus sienten fatiga, fiebre, dolor en las articulaciones, erupción facial en forma de mariposa que empeora si se expone a la luz solar, dolor de cabeza, etc.

Para diagnosticar que una persona tiene lupus, el medico tiene que realizar una serie de pruebas, tales como análisis de sangre completo, análisis de orina, mirar los anticuerpos, mirar los glóbulos del organismo, radiografía del tórax, ecocardiograma antinuclear, y otros reconocimientos que el médico vea precisos de hacer. Por lo general los médicos recetan varios fármacos para aliviar los síntomas del lupus.

-Por rosácea: La rosácea es una enfermedad crónica de la piel que se manifiesta con manchas y pústulas rojas en la cara. Por lo general salen por las mejillas, nariz y frente.

En muchos casos se manifiesta con enrojecimiento facial, con enrojecimiento de la nariz, y con visibles vasos sanguíneos repartidos por mejillas, nariz, frente y barbilla.

La aparición de esta clase de manchas se puede acentuar si nos exponemos durante mucho tiempo al sol, si padecemos de estrés, si consumimos alcohol, si nos bañamos con agua muy caliente, si consumimos alimentos picantes, y con algunos fármacos para tratar la hipertensión.

Normalmente la rosácea se diagnostica rápidamente mediante examen físico. Es una enfermedad crónica, pero los médicos la suelen tratar con medicamentos tópicos, productos de limpieza suaves para la piel, y antibióticos para regular el enrojecimiento e inflamación.

Conozca porqué aparecen también manchas rojas en la piel

Y un vídeo de como maquillar algunas de estas manchas:

Manchas blancas en la cara

Las manchas blancas en la cara pueden aparecer por distintas razones, en ocasiones son causas sin importancia, pero en otras ocasiones puede deberse a problemas serios o graves, causar irritación o picazón, por lo que siempre recomendamos que se acuda a un especialista a su médico más cercano.

1 – La Tiña versicolor

Tiña versicolor

Se trata de una infección micótica, o por hongos, en el que se produce una decoloración de la piel ya que la propia pigmentación es alterada hacía una tonalidad más clara. Suele presentarse en la espalda de los pacientes varones y normalmente se agrava con el sol, la temperatura, sudar mucho y tener la piel grasa.

Tratamiento:  Cremas antifungicas como el clotrimazol o miconazol de venta en farmacias.

Posteriormente lavarse con jabón suave y exfoliar la piel dos veces por semana con una pasta resultante de mezclar miel en polvo, arroz, cúrcuma y sándalo.

2 – Manchas de vitíligo

Manchas de vitiligo

Ver el siguiente enlace: Manchas de vitíligo

Ocurre cuando la piel pierde los melanocitos encargados de la pigmentación y como resultado aparecen las manchas blancas. No se sabe a ciencia cierta las causas del vitíligo, afecta sobre todo a zonas de manos, pies, codos y áreas genitales.

Tratamiento: No en fácil encontrar un buen tratamiento médico para el vitíligo, en ocasiones funciona un injerto de piel o un tratamiento de despigmentación. En otras ocasiones basta con una crema de corticosteroides o medicamentos tópicos como el oxsoralen.

A modo de remedio casero se recomienda el consumo de jengibre para activar el flujo sanguíneo y aplicar un aceite de la semilla del árbol  neem en la zona afectada.

3 – Guttata

guttata

A menudo, las manchas blancas se deben a la Guttata idiopática hipomelanosis, que afecta sobre todo en la zona de las espinillas y en la zona de los antebrazos. Origina manchas blancas de unos 3 o 4 milimetros y sobre todo en personas que superen los 40 años de edad.

Tratamiento: En este caso, las manchas son inofensivas y los pacientes no suelen tratarse, pero como ayuda puede aplicarse esteroides tópicos y retinoides.

4 – Pitiriasis Alba

Pitiriasis Alba

Se trata de una erupción que aparece en niños de 7 a 12 años y que origina en la piel de la cara, cuello y brazos, como una especie de escamas diminutas o polvo blanquecino. Se trata por tanto de un tipo de eczema que no define con claridad una mancha de otra como en los casos anteriores.

Tratamiento: Bastaría con una crema hidratante o crema de hidrocortisona para que desaparezcan estas manchas.

Una mujer embarazada puede notar muchos cambios en su piel. Se puede notar un nuevo resplandor en la cara, las mejillas rosadas etc. No todas las mujeres embarazadas experimentan los mismos cambios, pero en general, la piel de las embarazadas sufren algunas modificaciones en la cara comunes en el embarazo:

Aparece el melasma o manchas oscuras en la cara causadas por el embarazo. Aparecen sobre todo en la frente y en las mejillas y son el resultado de un aumento de la pigmentación de la zona. Esto se debe fundamentalmente a un cambio hormonal y la aparición de estas manchas oscuras ocurre casi en el 50% de las mujeres embarazadas.

Una buena forma de evitar estas manchas durante el embarazo es usar un protector solar que tenga al menos un factor 15 como mínimo, protegerse del sol usando gorras o sombreros y no acudir a la playa sin sombrilla.

El embarazo también es causa principal de la aparición del acné en la cara, las glándulas sebáceas segregan mas grasa y es posible la aparición del acné en la cara. No es necesario ser un adolescente, una mujer embarazada puede tener acné también. Se recomienda limpiarse con jabón todas las noches y todas las mañanas. Ojo, las mujeres embarazadas no deben tratarse el acné con algún producto astringente o medicina que puede causar daños al feto. Si usted quiere tratarse el acné consúltelo con su medico.

En ocasiones se puede producir un oscurecimiento de pecas y lunares en la piel. También está relacionado con el aumento de las hormonas que causa mayor pigmentación, pero no hay nada que se pueda hacer, aunque conviene consultarlo con tu medico habitual. Estos cambios de color pueden permanecer después del embarazo.

 Lo primero de todo es pensar si ha cambiado los productos de maquillaje recientemente, porque en ocasiones obstruyen los poros y ocasionan la aparición de granos.

Según la medicina china, cada parte de la cara está relacionada con partes del cuerpo, y por tanto, una cara sin manchas puede indicar un cuerpo sano, y en función del lugar donde aparezcan las manchas puede indicar disfunciones en según que parte indique, así por ejemplo, unos pocos granos separados y distantes entre sí indican un desequilibrio hormonal o también un cuadro ligero de estrés.

Veamos algunos consejos que te ayudarán a reducir las manchas en la cara:

 

1 -        Cuidado con los productos que contienen ácido salicílico, que tiende a cerrar los poros.

2 -        No te toques los granos, ya que puede dar lugar el enrojecimiento de la zona, a inflamar y provocar mayor infección y la piel puede quedar llena de cicatrices pequeñas.

3 -        No vayas a la cama con maquillaje porque obstruye los poros.

4 -        Toma la rutina de limpiarte la cara, al igual que otras partes del cuerpo, como el comer o el dormir, la rutina actúa muy bien con la piel.

5 -        A la vez que limpias la piel, prueba a masajear la zona suavemente con movimientos circulares, esto mejora la circulación y el brillo de la piel.

6 -        No frotes la piel porque puede irritarla y causar enrojecimiento.

7 -        Conviene exfoliar la piel para eliminar las células muertas

8 -        Muchos productos de limpieza pueden causar irritación y por ello a veces cambiamos a productos diferentes buscando mejores resultados, pero hay que saber que la piel tarda en adaptarse a un nuevo producto, varias semanas, y es normal que se irrite. A veces es mejor un producto, pero la piel no se ha acostumbrado todavía.

Las manchas en la cara nos pueden dar información de lo que está pasando en tu cuerpo, muchas manchas o granitos pueden estar relacionados con la dieta o con las hormonas. Se cree que el acné es algo que solo afecta a las chicas adolescentes que viven su primer amor, pero en realidad afecta a una de cada 20 mujeres que tiene entre 20 y 30 años. La piel es el órgano mas grande el cuerpo y es vital cuidar bien de ella, eliminar las manchas y conseguir una tez clara y saludable. A continuación vamos a ver porque salen esas manchas en la cara.

Conviene conocer las causas de porqué salen algunas manchas y una vez sepamos las causas que las originan, podemos tratar de eliminarlas o de ayudar a que las causas desaparezcan, pero sobre todo conocer que está pasando en el cuerpo. Veamos un mapa de puntos de la cara y qué relación tienen esas manchas con nuestro cuerpo.

Las manchas en la frente:

A veces el exceso de maquillaje puede ayudar a tapar las manchas o arrugas en la frente, pero un exceso de producto mezclado con sudor y con la propia grasa del maquillaje puede dar lugar a la aparición de granitos, sin embargo, si la cantidad de manchas en la frente aumenta, seguro que la influencia viene determinada por tu dieta y por lo que has comido en los últimos días.

Las manchas en la frente pueden indicar un excesivo consumo de carne roja, grasas saturadas, proteínas y alcohol, por lo que conviene hacer un poco de desintoxicación, eliminar el alcohol y la carne y tratar de comer mas verduras frescas, tomar infusiones y beber agua.

Las manchas en las mejillas:

Las mejillas, bajo los ojos y alrededor de la nariz es otro de los puntos clave en los que la aparición de granos y manchas está relacionada con la dieta, y sobre todo con la carne, el azúcar y los productos lácteos como el queso o la leche.

Conviene pasarse a una dieta exclusivamente vegetal, leches vegetales, azucares naturales como los siropes de arce o de agave y consumir mas frutas y verduras frescas.

Manchas en los costados de la mandíbula:

Quizás estas manchas no se vean tanto cuando nos hablan directamente como ocurre en otras áreas de la cara, pero aun así nadie quiere tener manchas en la mandíbula.

También se cree que estas manchas están directamente relacionadas con la dieta, y que concretamente se relaciona con una congestión en el intestino grueso causada por productos muy procesados, que tienen muchos ingredientes, como es el caso de galletas o comidas muy indigestas en las que es imposible enumerar los ingredientes.

Las manchas en la barbilla:

En la barbilla, las manchas o los granos ya tienen que ver mas con la situación hormonal, nos referimos al caso de las chicas, ya que están causadas principalmente por fluctuaciones hormonales en momentos de ovulación, y lamentablemente no hay mucho que hacer ya que no depende de la dieta, no esta en nuestra mano cambiar nuestro sistema hormonal.